¿Qué es un grupo de consumo?

Un grupo de consumo es un grupo de personas que se unen, movidos por diversas razones (ecológicas, económicas y de salud principalmente), se organizan para realizar juntos las compras familiares y obtener así diversas ventajas; ventajas que afectan tanto a los miembros del grupo como a la sociedad en general, el medio ambiente, etc.

La creación de un grupo de consumo surge de la necesidad de un grupo de personas que cree en un consumo más responsable

ODS 12. Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, también conocidos como Objetivos Mundiales, se adoptaron por todos los Estados Miembros de Naciones Unidas en 2015 como una llamada universal para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para 2030.

Los 17 ODS reconocen que las intervenciones en un área afectarán los resultados de otras y que el desarrollo debe equilibrar la sostenibilidad medio ambiental, económica y social.

En este contexto, Enclave de Oliva como Sociedad Cooperativa se posiciona dentro del marco establecido por el “Objetivo-12- Producción y consumo responsable”.

Leer más

Para lograr dicho objetivo, Enclave de Oliva apuesta por canales comerciales alternativos, transformando la idea de mercados convencionales, que entienden la empresa desde una sola dimensión, la puramente productiva que se debe a la visión que ha imperado en la economía desde la Revolución Industrial y hasta la extensión posterior del capitalismo. Lo hacemos de una manera simplemente cooperativa entre consumidores y productor a través de grupos de consumidores, cooperativas de consumo, mercados locales y otras formas de asociación que en mayor o menor medida llegan a organizarse para obtener productos provenientes de una gestión eficiente de los recursos naturales.

Con este mecanismo se produce un efecto directo en la reducción de la huella ecológica principalmente por el hecho de crear cadenas de producción y suministro más eficientes que a su vez aportan valor a la seguridad alimentaria de los consumidores y nos lleva hacia una economía justa con el productor.

No hay otro camino para lograr un crecimiento económico y desarrollo sostenible, es urgente reducir la huella ecológica mediante un cambio en los métodos de producción y consumo de bienes y recursos.

Los tres pilares de la sostenibilidad: el económico, el social y el ambiental

Sólo las empresas que integran los tres pilares de la sostenibilidad en su modelo de negocio ayudarán a solucionar los principales desafíos de nuestra era, permitiéndonos cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Objetivos Mundiales), que todos los países miembros de Naciones Unidas se han comprometido a alcanzar para el año 2030.

Leer más

Si el mercado es solamente un juego entre la demanda y la oferta de un producto o servicio, la empresa es su instrumento principal, y tiene que ser lo más eficiente posible para satisfacer la demanda y extraer el mayor beneficio económico posible de la actividad. Esta es una forma de entender la vida propia del pasado:
Primero, porque la empresa, sea más grande o más pequeña, es un grupo de personas que se relacionan diariamente. No somos capital humano, ni un recurso más: damos el sentido a la empresa. Además, no solo importan las personas que creamos, dirigimos o trabajamos en las empresas, también las que se relacionan con ellas: clientes, proveedores, colaboradores, etc.

Segundo, porque en esa definición tradicional de la empresa, se olvidó un elemento esencial: el entorno. Todo se reducía a una relación entre el capital invertido, los recursos humanos y las materias primas. Nadie pensó que éstas podrían ser cada vez más escasas, más inaccesibles, o que supondrían destrozos en términos de contaminación, destrucción del paisaje y emisiones de gases de efecto invernadero, que estamos pagando y pagaremos durante las próximas décadas.

Es inimaginable pensar en una sociedad avanzada sin empresas modernas que asuman su papel vertebrador y que le den sentido a lo que producen y, sobre todo, a cómo lo producen.

Enclave de Oliva reconoce la necesidad de desarrollar un modelo que incorpore un Equilibrio Social y un Equilibrio Ecológico que nos permitan medir la salud de nuestra empresa y planificar la gestión.